Inicio » Posts tagged 'neuropsicología'

Tag Archives: neuropsicología

Anuncios

Abstract de la semana: Fundamentos teóricos y estrategias de intervención en la rehabilitación neuropsicológica en adultos con daño cerebral adquirido

Carvajal- Castrillón J., Restrepo P., A. (2013). Fundamentos teóricos y estrategias de intervención en la rehabilitación neuropsicológica en adultos con daño cerebral adquirido. Revista CES Psicología, 6(2). 135-148.

Se trata de un artículo de revisión de un tema. En él encontramos una síntesis a modo de aproximación a ciertos conceptos relacionados con la rehabilitación neuropsicológica ( que desarrollaré en otros posts). Ordena de manera esquemática ciertos conceptos como los de restauración, sustitución y compensación de funciones cognitivas afectadas y divide por áreas funcionales ( atención, función ejecutiva, memoria, percepción visual)ejemplos de tipo de actividades que se pueden utilizar en rehabilitación (RHB) algunas relacionadas con la restitución y otras con compensación y/o sustitución.

Revisa, de nuevo de manera muy esquemática aspectos relacionados con el empleo de la modificación de conducta, y otros relacionados con pautas para el diseño de intervenciones.

Acceso al Abstract.

Anuncios

Cuidado con la información difundida por internet…

Hay que llevar cautela con la información difundida en internet y medios de comunicación.

A los pacientes les puede llegar información errónea o no del todo veraz.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) a través de su gabinete de prensa, ha enviado la siguiente comunicación:

sen

Les informamos que, ante las informaciones aparecidas recientemente acerca de una nueva y primera vacuna preventiva y terapéutica para la enfermedad de Alzheimer, el Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología ha enviado un comunicado a los medios de comunicación con las siguientes puntualizaciones:

 

1.            Los datos están basados en resultados obtenidos en modelos experimentales con ratones. Sin embargo estos modelos distan mucho de lo que constituye la enfermedad de Alzheimer, cuya duración, impacto e intensidad no es reproducible por el momento con animales.

 

2.            Por ahora, los estudios realizados con fármacos y vacunas que se han mostrado útiles en los modelos animales han fracasado en los ensayos en humanos, sin poder recomendar su utilización en la enfermedad de Alzheimer.

 

3.            La enfermedad de Alzheimer es muy compleja, progresiva y de larga duración. Todavía no se conocen totalmente sus causas, aunque los esfuerzos a nivel mundial para prevenir y tratar esta enfermedad son muy importantes. Es por tanto prematuro anunciar resultados positivos en esta enfermedad basándose exclusivamente en resultados obtenidos con animales.

 

4.            El desarrollo de fármacos para la enfermedad de Alzheimer es largo, muy costoso y con una tasa de fracaso muy elevada. Por lo general, se requieren unos 10 años desde que un fármaco muestra resultados positivos en el laboratorio hasta que este tratamiento se puede aplicar a los pacientes.

 

5.            Pedimos por tanto cautela ante resultados obtenidos en trabajos no realizados en pacientes. La comunidad científica y médica debe también sopesar el impacto y las expectativas que pueden generar en los enfermos de alzhéimer y sus familiares. Con la debida modestia que esta grave enfermedad requiere, tenemos la esperanza que el trabajo conjunto de investigación y clínico dé resultados en la prevención del alzhéimer.

 

Comunicado del  Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología

 

 

 

 

 

 

Enfermedad de Parkinson: Síntomas Neuropsicológicos.

Síntomas cognitivos:

En la enfermedad de Parkinson (EP) existen pacientes con déficit cognitivos aislados y múltiples, tanto en los casos iniciales como en los desarrollados. El rendimiento cognitivo forma un abanico que  se extiende desde la normalidad hasta grados avanzados de demencia.

En la EP, el 20-60% de los pacientes acaba padeciendo una demencia clínicamente definida. La mayoría de los pacientes presentan un déficit ejecutivo aislado o en combinación con otras alteraciones  cognitivas, como déficit de memoria o de la atención selectiva. En general, la alteración de las funciones ejecutivas se señala como la disfunción cognitiva más característica.

El desarrollo de demencia tiene una repercusión significativa en la evolución natural de la EP y se ha demostrado que se asocia a una progresión más rápida de la discapacidad, un aumento de presencia de patología psiquiátrica y un aumento del riesgo de internamiento en centros de cuidados.

Se objetivan a través de diferentes pruebas neuropsicológicas en la EP una serie de déficits de diferentes funciones mentales básicas (memoria, atención, percepción, agilidad mental, planificación de estrategias, etc), de diferente presentación por intensidad y globalidad en cada paciente, pero casi siempre presentes. Pueden ser detectados tales síntomas cognitivos deficitarios, de forma muy leve, desde el principio del diagnóstico del cuadro en pacientes aun no tratados médicamente.

Aunque sin mostrar una relación totalmente directa, los problemas cognitivos suelen ir en paralelo con la progresión y gravedad de la enfermedad. Cuando aparecen muy tempranamente, es un mal índice pronóstico para el curso del mal, o que realmente no se trata de una genuina EP sino de una enfermedad afín, enfermedad de cuerpos de Lewy difusos, atrofia córtico-basal, y otros parkinsonismos atípicos.

Sintomas comunes:

La alteración cognitiva leve en pacientes con EP significa un riesgo elevado de demencia en el curso de la enfermedad. Los factores de riesgo neuropsicológicos de aparición de demencia que se han descrito son:

  1. la intensidad del declive cognitivo,
  2. el déficit frontal o ejecutivo y
  3. las alteraciones visoespaciales.

Otros factores de riesgo incluyen la edad avanzada, la duración de la enfermedad, el sexo masculino y el síndrome rigido-acinético con alteraciones de la marcha prominentes.

El aspecto clínico habitual de la demencia asociada a la EP se caracteriza por un síndrome disejecutivo predominante, con alteraciones de la memoria y ausencia de afasia, apraxias y agnosias relevantes, lo que la  distingue de la enfermedad de Alzheimer.

Además, la atención también está alterada y el déficit visuoespacial puede ser más pronunciado que en la enfermedad de Alzheimer. También son más frecuentes las alucinaciones visuales.

Sin embargo, el lenguaje (salvo la fluidez verbal) y las praxias están menos alteradas.

Las funciones cognitivas que se alteran fundamentalmente en la EP son:

Alteraciones de la atención

La atención elemental está conservada en los pacientes con EP sin demencia, pero diversas tareas que requieren un mantenimiento voluntario o la resistencia a la interferencia están disminuidas. Está claramente alterada en la demencia asociada a la EP o en la demencia por cuerpos de Lewy.

Se observa además un  moderado enlentecimiento en el procesamiento de la información.

Alteración de las funciones ejecutivas

El déficit de función ejecutiva suele ser uno de los signos más precoces y característicos de la EP. Para que estas funciones se puedan realizar, es necesario que tanto la corteza prefrontal como sus conexiones con los ganglios basales estén indemnes.

Las pruebas más específicas para su evaluación son el Wisconsin Card Sorting Test, el Trail-Making Test, el test de Stroop, la figura compleja de Rey, la torre de Londres, la torre de Hanoi y la batería de evolución frontal.

Entre las funciones ejecutivas que podemos encontrar alteradas en estos pacientes están: planificación y definición de objetivos, secuenciación de pasos para lograrlos, puesta del plan en acción, supervisión del proceso (autoevaluación), toma de decisiones para modificar los planes, abstracción y razonamiento, etc. La EP muestra también escasa flexibilidad mental y gran rigidez cognitiva, le cuesta cambiar de estrategias rápidamente, tiende a la perseveración de ideas (patrón tipo obsesivo), no le es nada fácil manejar dos problemas a la vez, escasa creatividad, entre otros problemas ejecutivos. Estos déficit se asocian con el desarrollo de demencia.

Alteraciones de la memoria

Se produce un deterioro moderado. Existe un déficit de evocación con almacenamiento relativamente conservado. La memoria visual es la que está más frecuentemente disminuida y la memoria a largo plazo no se altera.

Trastornos visoespaciales

Se trata de un déficit frecuentemente encontrado en los pacientes con EP. Existen dificultades de manera que no perciben bien las distancias, la posición relativa entre varios objetos, la visión en tres dimensiones, la claridad de las imágenes, incluso parece que hay mayor perseveración de las percepciones visuales de lo debido (no se “borra” rápidamente la memoria sensorial visual, y pueden interferir unas sensaciones visuales anteriores con otras nuevas). Además, el enfermo de EP muestra dificultades para atender a canales “multisensoriales” a la vez (ej, ver y oir simultáneamente), interfiriéndose poderosamente estos canales, anulándose mutuamente o creando confusión, así como en la ejecución de operaciones mentales que implican conceptos espaciales. Se asocia a una progresión del déficit cognitivo y alteraciones de la marcha.

Alteraciones del lenguaje

Se describen déficit moderados en tareas de denominación, pero no la presencia de trastornos graves de la comprensión ni anormalidades parafásicas características de las demencias corticales.

La mayoría de los enfermos parkinsonianos sufre una disartria hipocinética. La fluidez verbal está afectada y existe un enlentecimiento en el proceso de generación del lenguaje.

También se han descrito déficit de lectura y escritura relacionados con las incapacidades motoras. En muchos pacientes aparece una alteración de la escritura, también hipocinética, con presencia de micrografía.

Apraxia

Pueden tener un rendimiento de las praxias peor que los sujetos control, siendo atribuido por la mayoría de los autores a disfunción frontal.

Bibliografia:

Aarsland D, Zaccai J, Brayne C. A systematic review of  prevalence studies of dementia in Parkinson’s disease. Mov  Disord 2005; 20: 1255-63

Rodriguez del Alamo, A. De Bebito, F. Donate, S. Neuropsicologia de la enfermedad de parkinson. Psiquiatría. Com

B. Frades-Payo , M.J. Forjaz ,  P. Martínez-Martín. Situación actual del conocimiento sobre calidad de vida en la enfermedad de Parkinson: I. Instrumentos, estudios comparativos y tratamientos. Rev. Neurol. 2009; 49 (11): 594-598.

Janvin CC, Larsen JP, Aarsland D, Hugdahl K. Subtypes of mild cognitive impairment in Parkinson’s disease: progression to dementia. Mov Disord 2006; 21: 1343-9

Rodríguez-Constenla I, Cabo-López I, Bellas-Lamas P, Cebrián E. Trastornos cognitivos  y neuropsiquiátricos en la enfermedad de Parkinson. Rev Neurol 2010; 50 (Supl 2): S33-9.

Guia clínica de Enfermed de Parkinson, MINISTERIO DE SALUD SANTIAGO: Minsal, 2010.

http://www.fisterra.com/guias-clinicas/enfermedad-parkinson/

http://www.fedesparkinson.org/newsfep/news/20100401/libro_del_%20mes.pdf

https://www.obrasocialcajamadrid.es/Ficheros/CMA/ficheros/OSMayores_ParkinsonDiaDia.PDF

Dendros: un cómic para descubrir el Sistema Nervioso Central.

El Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (BNI) ha creado una web – cómic llamada DENDROS, con el objetivo de acercar la ciencia a los jóvenes de una manera divertida, de incrementar su interés por carreras científicas y entregarles material de alta calidad a docentes, que sirva de complemento para clases, entre otras cosas. El lanzamiento de la historia interactiva tuvo lugar el pasado martes 11 de diciembre, en el auditorio Julio Cabello, ubicado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

 

 

dendros

 

En esta web cómic, el sistema nervioso central se convierte en una aventura, cuando el profesor Ernesto, destacado Neurobiólogo, y creador de la máquina que permite explorar el SNC mediante una simulación virtual, se da cuenta que sufre de amnesia, le pide a su nieto Reimi – un estudiante mediocre cuya única pasión son los computadores – y a Kai – estudiante genio y amante de las ciencias – que utilicen la máquina DENDROS para intentar curar su enfermedad. Desde aquí y a medida que el cómic avanza, todo se vuelve entretenimiento y aprendizaje a tan solo un click. También existe material de apoyo (animaciones) que permiten que el joven o docente profundice en ciertos temas específicos.

 

Fuente: Facultad de Medicina. Universidad de Chile.

Enlace del cómic: http://www.bni.cl/dendros/

Rehabilitación Neuropsicológica II

Objetivos de la Rehabilitación Neuropsicológica.

Para Sohlberg y Mateer ( 1989) la rehabilitación neuropsicológica (RN) es un proceso terapéutico cuyo objetivo consiste en incrementar o mejorar la capacidad del individuo para procesar y usar la información que entra, así como permitir un funcionamiento adecuado en la vida cotidiana.
Lorenzo-Otero (2001) la define como el conjunto de procedimientos y técnicas que tienen por objetivo alcanzar los máximos rendimientos intelectuales, la mejor adaptación familiar, laboral y social en aquellos sujetos que sufrieron una lesión cerebral (daño cerebral traumático, ictus, demencias y otras enfermedades neurológicas), y para Fernández-Guinea (2001), la  rehabilitación neuropsicológica es un proceso mediante el cual se pretende mejorar los déficit que se producen en las capacidades cognitivas.

Existen múltiples definiciones, tantas como autores han trabajado en el tema. De todas ellas se pueden sacar varias conclusiones u objetivos de la rehabilitación, que se pueden resumir en:

1. Reducir las consecuencias de las deficiencias cognitivas en la vida diaria.

2. Reducir el nivel en que estas deficiencias impiden el funcionamiento adecuado del individuo en su entorno social.

Estos objetivos generales pueden detallarse en los siguientes objetivos específicos (Muñoz Marrón y cols. 2009):

  1. Asegurar la autonomía personal y favorecer la socialización.
  2. Favorecer la estimulación de las funciones cognitivas superiores.
  3. Acompañar a la persona en la toma de conciencia de sus dificultades.
  4. Acompañar a la persona y a sus allegados en el trabajo de elaborar un nuevo proyecto de vida.

De ello se desprende la importancia de no solo intervenir sobre la restauración del déficit cognitivo, sino también abordar la disminución de los problemas particulares causados por éste, y el impacto que tales alteraciones tienen en la participación social y en la calidad de vida del afectado.

Es importante intervenciones sobre los problemas emocionales, sociales y conductuales que tienden a afectar a un gran número de habilidades adaptativas tales como el auto-cuidado  mantener relaciones sociales, tener éxito académico o conseguir un trabajo.

Halligan y Wade (2006) plantean las siguientes preguntas que un profesional se plantea a la hora de planificar un programa de intervención:

  • ¿Cuáles son los déficits cognitivos?
  • ¿De qué manera éstos causan los problemas del paciente?.
  • ¿Qué factores influyen en dichos problemas?
  • ¿Qué se puede hacer para mejorar el problema?

 

Rehabilitación Neuropsicológica I.

La estimulación cognitiva hace referencia a todas aquellas actividades dirigidas a mejorar el rendimiento cognitivo general o alguno de sus procesos y componentes ( atención, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas…) ya sea ésa en sujetos sanos o en pacientes con algún tipo de lesión o alteración en el sistema nervioso central.

La rehabilitación neuropsicolocológica va más allá e implica el restablecimiento de la situación de los pacientes al grado de funcionamiento más alto posible a nivel psicológico, cognitivo y de adaptación social.

La rehabilitación neuropsicológica incluye diferentes tipos de intervención, orientadas a alcanzar un nivel óptimo de integración social y mejorar  la calidad de vida del paciente, y que  se pueden encuadrar en :

1. Rehabilitación cognitiva ( que implica también estimulación cognitiva)

2. Modificación de conducta encaminada a la modificación de conductas desadaptativas originadas por lesiones o disfunciones cerebrales.

3.Intervención, psicoeducación y asesoramiento con familias.

4. Readaptación vocacional o profesional.

¿Qué es el Daño Cerebral Adquirido?

 

El término daño cerebral adquirido (DCA) hace referencia a cualquier lesión, normalmente súbita, que ocurre sobre un cerebro previamente desarrollado, con independencia del origen causal, lo que  da lugar a un menoscabo de la salud y la calidad de vida de la persona que sufre la lesión.

 ¿Qué causa un DCA?
1) Traumatismos craneoencefálicos (TCE): por accidentes de tráfico, laborales, deportivos o por agresiones físicas.
2) Patología vascular cerebral (ACV): infartos o hemorragias cerebrales (ICTUS)
3) Patología cerebral anoxo-isquémica por parada cardiorrespiratoria.
4) Patología cerebral tumoral: tumores cerebrales primarios, metástasis cerebrales.
5) Patología cerebral infecciosa: meningitis, encefalitis.

 ¿Qué consecuencias encontramos en un DCA?

Las consecuencias (secuelas) del DCA, son múltiples y diversas y se pueden clasificar en:

1. Problemas cognitivos.

2. Problemas de comunicación.

3. Problemas sensitivos y  motores.

4. Problemas funcionales.

5. Problemas emocionales y de personalidad.

6. Problemas del nivel de alerta.

Mucho por hacer

El DCA se encuentra entre las denominadas discapacidades «emergentes». El avance médico logra salvar vidas en caso de traumatismos craneoencefálicos (TCE) y accidentes cerebrovasculares (ACV) cuyas víctimas hasta hace poco más de una década no sobrevivían. No obstante es orígen de múltiples y diversos problemas que limitan y menoscaban la calidad de vida de las personas que los sufren.

A pesar del aumento de los casos y la gravedad de sus consecuencias, la atención hacia los problemas del colectivo afectado y sus familias es todavía escasa en nuestro país.

Así, el principal problema radica hoy en cómo el sistema sanitario alcanza una gran eficacia en las tasas de supervivencia, salvando vidas en su aspecto biofísico, sin que los poderes públicos (sanitarios y sociales) hayan dispuesto de forma coherente servicios de rehabilitación y sobre todo de integración social a medio y largo plazo, incluyendo a las familias.

Constituye una de las discapacidades más frecuentes e incapacitantes en los países desarrollados.

No entraré aquí en cifras pero es creciente el número de personas que están afectadas por un DCA, así como el número de familias que ven truncadas sus expectativas y ritmos vitales tras el suceso, de los cuales muchos de ellos poseerán secuelas permanentes que  limitaran su calidad de vida de y la de sus familiares, los cuales, a veces, tienen que renunciar a continuar con sus actividades, laborales, de ocio, familiares… durante, quien sabe si toda su vida…

Todavía nos queda mucho por hacer.

A %d blogueros les gusta esto: